miércoles, 30 de abril de 2014

59.Inerte

Se levantó, ardua tarea.
Su cuerpo no era tal, 
sino un saco de ceniza húmedo,
incinerado de soportar tanto sufrimiento.

Se levantó gélida, 
corroída por ese frío irremediable
tras la asolación de la guerra, 
asediada por el vacío.

Se levantó,
posó la mirada lejos de sí, 
lejos de la vida,
sobre nada.

LBS
30.04.14




No hay comentarios:

Publicar un comentario